Intervención del Medio Ambiente - Su incidencia en la Salud Humana

El pasado 18 de mayo, Fundación Avista tuvo la oportunidad de patrocinar junto a otras organizaciones importantes en el país, este foro chat sobre un tema delicado y que en los últimos tiempos, ha tomado relevancia como es la intervención a escala nunca antes vista que como sociedad estamos llevando sobre el ambiente.

En el avance del ser humano hacia su entendido desarrollo general, ha logrado traspasar ciertos límites dentro del entorno natural que lo rodea y esto, lo ha llevado a exponerse a nuevos factores ambientales para los cuales no tiene información suficiente que lo haga valorar la magnitud o gravedad de los riesgos a los cuales se enfrenta.

Para este foro se tuvo la oportunidad de contar con la visión de 4 especialistas del país quienes conversaron sobre el impacto de ciertas actividades en la salud del planeta y en la humana. Aquí un extracto de lo expuesto por ellos:

1) Minería en Guayana y nuestro derecho a un ambiente sano
T- Dr. Alejandro Álvarez Irragori, Biólogo, Educador Ambiental y activista de Derechos Humanos, especialista en Gestión Social del Ambiente y Coordinador de Clima21 - Ambiente.

Su exposición comenzó haciendo un recordatorio de lo que nuestra Constitución establece principalmente en el artículo 127, en el cual se reconoce que tenemos derecho a un ambiente sano. Sin embargo, al fijar la mirada en la pequeña y mediana minería que son principalmente las que se realizan al sur del país, podemos evidenciar los procesos de deforestación, degradación de los suelos y sistemas de vida, contaminación de ríos, presencia de enfermedades provocadas por agua, malaria, fiebre amarilla, enfermedades de transmisión sexual, presencia de drogas y violencia que ocurren ahí. En el caso de la malaria, nos encontramos de regreso a mediados del siglo XX en cuanto a la presencia de esta enfermedad, la cual y gracias al trabajo del Dr. Gabaldón y su equipo, pudo ser eliminada en 1960 siendo Venezuela reconocida por la OMS, como un país libre de malaria, pero que para el año 2018 ya la OPS reconoce que se pueden esperar para Venezuela 1.000.000 de casos.

A medida que la minería invade zonas aledañas a ríos, las deforesta dejando la vegetación rala y con numerosos charcos que son el ecosistema perfecto para la proliferación de los mosquitos portadores de la malaria. Se conoce que el 85% de los casos de malaria proceden del estado Bolívar, específicamente en el municipio Sifontes y de ahí, ya ha ido corriendo hacia el norte del Orinoco, encontrándose actualmente en 20 estados del país. Y esto se debe principalmente a que muchas personas buscando un mejor sustento, viajan a las minas donde se enferman, regresando luego a sus casas ya enfermas y contaminando así a más personas. Todo esto se agrava a medida que se expande el espacio geográfico de la minería, que ya llega hasta los núcleos sociales como las comunidades indígenas, quienes se encuentran en zonas aisladas y son susceptibles a contraer enfermedades. Además, no hay acceso a mecanismos de prevención y tratamiento médico así como también se suman las graves condiciones de vida existentes en las minas y por último, la ausencia de un Estado para actuar en todo el sistema.

2) Salud Ambiental, prevenir mejor que lamentar
- Dr. Antonio De Lisio, Geógrafo y Profesor de la UCV, Presidente del Instituto de Estudios Sociales y Políticas, Asesor de la Comisión Mixta sobre el Arco Minero de la Asamblea Nacional de Venezuela.

Su exposición comenzó con un explicación del concepto de salud de acuerdo a la OMS como el estado de completo bienestar físico, mental y social, además de que el factor fundamental para este bienestar es el ambiente en el cual vivimos. Nuestras emisiones y residuos han ido aumentando desde la época de la Revolución Industrial y están llevando al límite la capacidad depuradora de la naturaleza.

Hoy día los cuerpos de agua están totalmente colapsados, eutrofizados; tenemos fenómenos planetarios como el cambio climático que nos están diciendo lo mal que lo estamos haciendo. Nuestra salud y bienestar debemos verla en términos integrales que nos lleven a ver mejor nuestra relación con el resto de los seres vivos en un planeta que es finito. Expuso toda una descripción de las fuentes a considerar en la contaminación ambiental: - en la atmósfera gracias a las actividades domésticas (aire acondicionado), actividades industriales con la quema de combustibles fósiles e incineradores a cielo abierto. Ambas actividades producen partículas en suspensión, las cuales dependiendo de los factores geográficos, topográficos y meteorológicos, permanecerán mayor o menor tiempo en el aire causando contaminación (incluso ácida) que traerá como consecuencia tos, irritación de garganta y ocular, intoxicaciones agudas, inflamación de la córnea, entre otros.

- en el agua porque se ha dejado de tratar en un alto porcentaje y terminan los desperdicios humanos en ríos y mar. Los ciclos biológicos normales trabajan en la reabsorción de estos desechos presentes en las aguas, pero hoy día también encontramos una alta concentración de químicos nocivos que destruyen la vida acuática y anulan la acción de algas y bacterias en la biodegradación de los contaminantes orgánicos y químicos, siendo los más comunes: materia orgánica como excretas, hidrocarburos, desperdicios industriales, pesticidas, productos químicos domésticos, desechos radiactivos, así como también el diesel de motores de barcos que contribuyen con la contaminación. Los océanos reciben cada año 13 millones de toneladas de productos petrolíferos, 200000 toneladas de plomo, 500000 toneladas de mercurio, 2 millones de toneladas de insecticidas. Las infecciones derivadas de esta contaminación se presentan principalmente en comunidades rurales con bajo nivel higiénico y con mayor probabilidad de estar en contacto con aguas residuales, conllevando a graves problemas de salud pública.

- en el suelo principalmente con la deposición de residuos sólidos o basura tanto en zonas urbanas como industriales, generando un peligro potencial de contaminación y degradación. También la intensidad de la actividad pecuaria ha traído como consecuencia que el exceso de estiércol se convierta en un residuo que hay que eliminar como fuente de contaminación y no aprovechable como abono; también cabe destacar la presencia de plaguicidas y pesticidas utilizados en demasía para el control de plagas en las plantaciones. Por lo tanto, para prevenir y no lamentar "hace falta saneamiento ambiental o dominio, control y regulación de todos los factores que en el medio ambiente de la vida humana ejerzan o puedan ejercer acción nociva sobre el desarrollo, salud física, mental o social, supervivencia y bienestar".

3) Salud y Ambiente
- Dr. Benito Rodríguez, Neumonólogo e Internista del Hospital Dr. Domingo Guzmán Lander (Barcelona, Venezuela), Docente de Pre y Post Grado de la Escuela de Ciencias de la Salud de la UDO Anzoátegui.

Todo trastorno en el ambiente por contaminación traerá consecuencias en la salud provocando las enfermedades que pueden ser transmisibles como neumonía, tuberculosis, fiebre amarilla y crónicas no transmisibles como cardiopatías y cáncer. Entre los factores que determinan la salud humana están el estilo de vida, el sistema de salud nacional y el mismo ambiente, cuya influencia puede llegar al 19% de la salud.

Se sabe que hay más contaminación donde hay más industrialización y a la vez, hay mas decesos en zonas más empobrecidas. De hecho, el 23% de las muertes a nivel mundial se deben a alteraciones del medio ambiente.

Datos interesantes de 2016 muestran que en Venezuela las principales causas de consultas en ambulatorios y hospitales se debían a enfermedades relacionadas con la calidad del aire y el agua tales como diarreas, infecciones respiratorias, malaria, neumonía y amibiasis, así como afecciones respiratorias por la presencia de calima causada por el humo de los incendios forestales.

En Anzoátegui, el Complejo Criogénico de Jóse y la Cementera son grandes emisores de gases de efecto invernadero y de partículas en suspensión aérea debido principalmente en el primer caso, a la acumulación del coque y en el segundo, a la fabricación del cemento. En estudios a escolares de comunidades cercanas a estos centros industriales, se presentan muchos casos de asma y rinitis alérgica.

Mucho se podría ayudar trabajando sobre las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible como el 6 (Agua y Saneamiento), 7 (Energía Asequible y no contaminante), 11 (Ciudades y Comunidades Sostenibles), 12 (Producción y Consumo Responsables) y 13 (Acción por el clima) para lograr entonces el 3 (Salud y Bienestar).

4) Red Internacional de Promotores ODS
- Tec. Carlos Amanquez, Técnico en Turismo Rural con Maestría en Política y Gestión Social, Coordinador de Comunicaciones y Relaciones Institucionales en la Red Argentina de Municipios frente al Cambio Climático, Coordinador General de la Red Internacional de Promotores ODS.

La Agenda 2030 ha ampliado la mirada respecto a los aspectos ambientales y, con los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, hacen un llamamiento a reflexionar sobre la naturaleza y el uso que se hace de los recursos naturales. Mas de 2000 millones de personas no tienen acceso al agua y más de la mitad de la población mundial está carente de servicios básicos. No sólo podemos hablar del uso que se ha hecho de los recursos sino de como se han creado estructuras que han recrudecido la desigualdad y generan un aumento en la brecha entre diversas comunidades..

La Agenda hace un llamamiento muy específico a pasar a la acción y cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Si logramos cumplir estos objetivos, alcanzaremos un sistema muy fuerte de inclusión, desarrollo, progreso y conservación de los recursos naturales.

Es fundamental el desarrollo de la prevención. En general, la sociedad moderna se ha desarrollado hacia la solución de problemas cuando se producen dichos problemas pero poco se ha hecho en trabajo de prevención, con el cual se podría estructurar una planificación dentro de la sociedad para apalancar acciones positivas que permitan que no sucedan determinados problemas.

Si reconfiguramos el concepto de calidad de vida, el de progreso económico y nos volvemos mas conscientes donde el interés colectivo prevalezca sobre el individual, podremos alcanzar el impacto positivo en el cambio climático, por ejemplo. Debemos restablecer una nueva relación Naturaleza - Sociedad, donde cambiemos nuestros estándares de vida e incluir el contacto con la naturaleza como indice de desarrollo. Debemos promover la acción hacia el Desarrollo Sostenible pero también la participación y el asumir compromiso, responsabilidad y obligaciones respecto de la toma de decisiones para el futuro de la humanidad.

Fundación Avista agradece profundamente la confianza otorgada por parte de los foristas y por parte de las organizaciones como Clima 21, Observatorio Venezolano de la Salud, Red Anzoátegui Unida por los Derechos Humanos, Sociedad Hominis Iura, Universidad de Oriente, Colegio de Geógrafos de Venezuela, Instituto Venezolano de Estudios Sociales y Políticos para la realización de este Foro y muy especialmente a la Licenciada Adelfa Malpica por su invitación a formar parte de los organizadores.